Bienvenida A Tu Beauty Store Favorita

  • MI CARRITO    0

    Tu carrito esta vacío

¿Cómo elegir la base PERFECTA para tu piel?

Publicado en 23 September 2017

¿Te sucede que tienes problemas para elegir la base correcta? ¿No sabes ni por dónde empezar? ¡Tranquila!

Te ayudaremos a saber qué tipo de piel tienes y cuál es tu tono, así será mucho más fácil elegir el producto correcto. ¡No olvides leer los tips ya que también te serán de mucha ayuda!

 

Para Comenzar:

¡Prueba muchos tonos y tipos de base, de distintas marcas! Cuando tengas tiempo, date una vuelta por las tiendas de maquillaje. Recuerda que el color debe coincidir con tu cuello y hombros, no solo el rostro. Ten en cuenta que la luz de la tienda también influye, lo mejor es verte en luz natural o blanca.

Fuente: Casha Beauty

¡Siguiendo este consejo, ya tienes asegurado un gran porcentaje de éxito de tu búsqueda! Así que, ¡ánimo! a probarlas todas...

¡Ah! Y no olvides probarte la base con el rostro limpio.

¿Cuál es mi tipo de piel?

Los más comunes son: Piel seca, piel grasosa y piel mixta.

 

Piel seca: 

  • Tiene una apariencia apagada y al tocarla se siente dura y áspera como un cartón.
  • Se recomienda una base de alta hidratación y textura ligera ya que este tipo de piel tiende a tener "escamas" por la sequedad. Además, ¡no olvides usar cremas hidratantes para tu tipo de piel en el día y en la noche!

     

    Piel grasa: 

    • Todo el rostro tiende a ponerse brillante rápidamente.
    • Se recomienda usar bases libres de aceites. Lo mejor es una base que logre un resultado mate o semi mate.
    • Es muy importante siempre sellar tu base con polvos para asegurar que dure todo el día y retocar si es necesario. ¡Trata de aplicar poca base líquida!
    • Hidrata todos los días con cremas, si no lo haces tu piel producirá ese exceso de grasa.

       

      Piel Mixta: 

      • Combinación de zonas grasas y secas. Usualmente brilla en la zona T (nariz y frente).
      • Se recomienda una base que matifique y tenga poco o cero aceites. Las bases en textura mousse son perfectas para este tipo de piel ya que no son ni muy grasosas ni muy secas.
      • Para que la base dure más, concentra más polvo en la zona T o donde tienda a ponerse grasoso.

         

         

        ¿Cuál es mi tono de piel?

        Si bien tu piel puede ser clara u oscura, es importante que identifiques el sub-tono de ella. Esto definirá el tono de base ideal.

         

        Sub-tono Rosado o Frío: 

        • Este grupo se caracteriza por ser de tez muy clara, clara o rosada.
        • Tienden a ser más sensibles y suelen volverse rojas rápidamente con el sol.
        • Una manera de verificar que perteneces a este grupo: las venas de la muñeca tienden a verse de color azules o moradas.
        • La mayoría de marcas europeas tienen un rango amplio de bases con sub-tono rosado ya que la piel europea tiende a ser de este tono.

           

          Sub-tono Amarillo o Cálido: 

          • Se caracteriza por ser de tez beige o un color cálido (oro, marrón, caramelo, castaño, tonos dorados o chocolate).
          • Las venas de la muñeca tienden a verse de color verde.
          • Busca bases beige o amarillentas e iluminadores dorados para realzar el color natural de tu rostro.
             

             

            ¡Finalmente no pueden faltar los Tips que harán de esta elección, la más fácil y tu mejor experiencia!

             

            TIPS EXTRA:

            • Cuando apliques la base, lo mejor es que lo hagas con luz natural, evita hacerlo con luces artificiales debido a que alteran el color de la piel.
            • No olvides que debes aplicar la base hacia abajo pues esto "peina" los vellos del rostro y hace que la piel se vea lisa y perfecta.
            • Usa siempre la herramienta adecuada, para la aplicación de bases se recomiendan las brochas bien tupidas y de fibras delgadas que no dejan rastro. Te recomendamos nuestra brocha “L104 – Deluxe Buffer” para la correcta aplicación de tu base, otra buena opción es la “Blending sponge”.

             

            • Evita el “efecto máscara” difuminándola hasta llegar a todos los bordes del rostro. Cubre ligeramente tu cuello y oreja para que el color y la textura  se vean uniforme.
            • Las bases pueden verse diferentes en la botella que en la piel, por eso es importante que descubras por ti misma la indicada para ti.
            • Toma en cuenta que tu color de piel no es el mismo en todo el año, en verano puedes tener un color de piel más oscuro que en invierno. 
            • Si mezclas dos tonos de base, trata de que sean de la misma fórmula ya que dos fórmulas pueden no ser compatibles entre si.

             

            Esperamos que estos consejos puedan haberte ayudado a elegir tu base perfecta, recuerda, ¡Tu piel es única como tú!

            Más Posts

            Buscar en la tienda