Bienvenida A Tu Beauty Store Favorita

  • MI CARRITO    0

    Tu carrito esta vacío

HÁBITOS para cuidar y tener una PIEL RADIANTE

Publicado en 16 October 2017

Desmaquíllate

Es indispensable que nunca olvides este paso. El maquillaje tapa tus poros e impide a tu piel respirar. Procura utilizar un producto especial para retirar el maquillaje, ya que si usas sólo agua puedes irritar tu piel.

Lava con regularidad tus brochas

Si no lavas tus brochas con la frecuencia necesaria, puedes provocar irritación en tu piel, granos u otras imperfecciones. Si las usas a diario, te recomendamos que las laves 1 vez a la semana. Existen muchos productos en el mercado para lavar tus brochas, de lo contrario puedes usar un shampoo o jabón suave.

Usa protector solar

    Los rayos del sol deterioran nuestra piel y tienen consecuencias terribles, entre estas las famosas manchas. Dile adiós a la flojera y que nunca te pase. ¡Prohibido salir de casa sin protector solar!

    Exfolia tu piel

    Puedes realizar una mascarilla casera o comprar mascarillas exfoliantes que sean adecuadas para tu piel. Te recomendamos hacerlo 1 vez, máximo 2 veces por semana, recuerda que si realizas este tratamiento muy seguido, tu rostro puede resecarse. ¡Encuentra el balance perfecto!

    Usa cremas

    Es muy importante que uses una buena crema humectante cada mañana, además de hidratar tu piel, te sentirás fresca y radiante. Puedes usar otra para hidratar por la noche. ¡Encuentra tu fórmula perfecta!

    Usa maquillaje de calidad

    Procura elegir bien los productos de maquillaje que usas a diario, sé que a veces sentimos la necesidad de ahorrar, pero recuerda que la piel de tu rostro absorbe todas las sustancias que le aplicas. ¡No ahorres en buen maquillaje para el cuidado y bien de tu piel!

    Evita tocarte la cara

    Diariamente nuestras manos están sucias debido a que entran en contacto con distintas superficies contaminadas, por lo que si tocas constantemente tu cara, puedes generar irritaciones y que se den las imperfecciones. ¡Evítalo!... ¡Ah! Y por supuesto… jamás te toques los granos, ¡tú puedes! Rompe este hábito.

    Evita lavarte la cara con agua caliente

    El agua caliente remueve los aceites naturales que se encuentran en nuestra piel, por lo que tiende a resecarla, es mejor que utilices agua fría para mantenerla hidratada o agua tibia.

    Observa tu piel

    Analiza los cambios de tu piel por lo menos 1 vez cada dos semanas, inspecciona bien tu piel y conócete. Siempre es importante estar al tanto de las señales que nos envía nuestra piel, siempre encuentra la manera de comunicarnos si algo no anda bien.

    ¡Ojo! No uses muchas marcas para el cuidado de tu piel, si se irrita será mucho más fácil saber cuál te está causando algún tipo de complicación. Además, ¡no olvides que debes ir al dermatólogo por lo menos 1 vez al año!

    No compartas tu maquillaje

    El maquillaje es muy personal y puede resultar peligroso compartirlo por las bacterias que tiene cada persona. ¡Herpes labiales o infecciones en los ojos, para que te hagas una idea!

    Finalmente, ¡tu estilo de vida influye en como se ve tu piel!

    Procura tener un estilo de vida saludable; no olvides beber mucha, hacer ejercicio y evitar cosas dañinas.

    ¡Ah¡ y no te olvides ser feliz y sonreír. Aunque suene un poco raro, esto influirá de manera positiva en tu sistema inmunológico y se verá reflejado en tu piel.

    Si te gusto el post, ¡no dudes en compartirlo!

    Más Posts

    Buscar en la tienda